Iztacalco significa en náhuatl “En la casa de la sal”, es decir, donde se recoge o se produce la sal.

Debido a su posición en medio de la laguna del Valle de México, el territorio de Iztacalco fue ocupado tardíamente en comparación con otras partes del Distrito Federal.  Sus primeros habitantes estaban relacionados con las tareas de extracción de sal de las aguas salinas de Texcoco.

El actual territorio de la Delegación Iztacalco comienza con la antigua civilización Náhuatl, que en ese entonces se trataba de un islote del lago de Texcoco, al igual que Zacatlalmanco y Mixiuhca (después denominados Santa Anita y la Magdalena).

La actual Delegación Iztacalco con el paso de los años, perdió su anterior fisonomía rural, cambiando a un notable paisaje de tipo urbano, en donde destacan los Siete Barrios que conservan una gran variedad de costumbres, tradiciones, fiestas, gastronomía y artesanías: Barrio La Asunción,  Barrio Los Reyes,  Barrio San Francisco Xicaltongo, Barrio San Miguel, Barrio San Sebastián Zapotla, Barrio Santa Cruz Y Barrio Santiago.